yiralbe

como las olas del mar

en un momento de completa tranquilidad, 
llegan tus recuerdos, de la misma manera 
que las olas llegan a la orilla de la playa:

de una manera tan repentinamente esperada y, 
dejando en mi una sonrisa que borra físicamente el daño que me hacen. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.