guillengap

La Diana Cazadora

¡Habrás flechado a tus admiradores

con puntería certera y temible

y tus osados ojos cazadores!

¡Y aun te persigue una idea imposible

de superar por arcos triunfadores

que les consume una pasión terrible!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.