Xabier Abando

Azaroso, aunque venturoso, renacimiento (27 de diciembre)


Cuando de un hilo pendía
mi vida, el bien más preciado,
por la que tanto temía,
la suerte estuvo a mi lado

 

y hace diez años, un día,
sin juicio, juez, ni jurado,
porque el azar lo quería
a vivir fui sentenciado.

 

Por mi cabeza bullía
el más funesto presagio,
la parca rondar sentía
mostrándome ya el sudario;

 

tras la inicial rebeldía,
y después de haber pasado
en vela noches y días,
me había al fin serenado;

 

revisaba mi pasado
y conforme me sentía
con lo vivido y había
mi destino ya aceptado;

 

por supuesto lucharía,
no estaba aún derrotado,
aunque el contrario me había
claramente aventajado,

 

también sufría mi gente
la incertidumbre a mi lado
por ella, en ser diligente,
y luchar seguí empeñado;

 

con su ayuda afrontaría
dignamente, resignado,
cuanto para mí tenía
el destino reservado.

 

quizá me lo merecía,
que tras de haber abusado,
del tabaco, ya temía 
a la suerte haber tentado

 

y, como en la lotería,
llevando tanto jugado,
tocarme el premio podía
y, al fin, me había tocado.

 

Son las cosas del azar,
al que yo Azarías llamo,
que me colocó el marchamo
de candidato a acabar.

 

La cosa pintaba mal,
debido a mis averías
salvo que el tal Azarías
cambiara el sino fatal.

 

Y, en efecto, lo cambió
con su mano caprichosa,
y, con Fortuna, la diosa,
por salvarme se alió.

 

La salvación, en efecto,
me llegaba de la mano
de un experto cirujano,
que hizo un trabajo perfecto,

 

y al que debo agradecer
por aquella intervención,
que me dió la salvación,
forzoso es reconocer,

 

que hace diez años, un día,
sin juicio, juez, ni jurado,
porque lo quiso Azarías
a vivir fui sentenciado.

 

 

© Xabier Abando, 27/12/2017

 

Comentarios4

  • M.G.Ratia

    Magnífico, como siempre!!!
    me alegra tal veredicto
    así podremos leerte,
    a tí y a tus escritos.

    Buen día Xabier !!

    • Xabier Abando

      Muy agradecido, amigo, por tu atenta lectura, tu elogioso comentario y tus buenas vibraciones.
      Un saludo afectuoso,
      Xabier

    • Jorge Horacio Richino

      Excelente poema, Xabier!
      Estos versos muy delicadamente desgranados, me traen el recuerdo de una historia similar pero transcurrida en el año 2004.
      Que tengas un bello día!
      Te envío un cordial y cálido abrazo!!!

      • Xabier Abando

        Muchas gracias, Jorge, por tu gentil comentario acerca de mis versos, que reflejan vivencias personales y que, según parece, te recuerdan también otras similares que te tocó vivir de cerca.
        Buen día también para ti, Jorge, y un abrazo.
        Xabier

      • pfleta

        Demos gracias a Azarías, a la firme voluntad de un artesano (de la poesía) y a las manos expertas de un cirujano.
        Un abrazo, Xabier.
        Pau

        • Xabier Abando

          Si, gracias al Azarías,
          y gracias a ti, mi amigo,
          por alegrarte conmigo,
          de haber llegado s estos días.
          Un saludo afectuoso.
          Xabier

        • Toqui

          Bien descrito.

          Un abrazo Xabier

          • Xabier Abando

            Me alegro de que te lo parezca. Muchas gracias, Tokki.
            Un abrazo,
            Xabier



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.