linda abdul baki

Años de lucha VIII

Años de lucha VIII

 

En mi martirio vivía

Sin saber de la vida mía

Cosas pasaban en mi agonía

Buscando la salida

Me quede atrapada

Y así seguí por muchos, muchos días

 

Y así pasaron unos días donde mi mama, no paraba, ni dormía, y en un momento en la lucha una voz en mi interno me dice que estuviera pendiente de no voltear la cabeza a la izquierda porque se metían los espíritus malos que tratara de siempre girar mi cabeza a la derecha y yo ya estaba sintiendo que algo iba a pasar, entro el espíritu de un americano y me puse hablar ingles luego el de un chino, y otros mas y luego empecé a hablar como la misma voz de mi  papa que ya estaba muerto y  le digo a mi mama ven siéntate a mi lado, mi mama se acerca y en el oído le digo algo que solo ella y el sabían, mi mama le dio como escalofrió y muy sorprendida de lo que estaba pasando.

Luego seguí con la tiradera de los corotos y a mi hermana Laila le dije muchas cosa que ella tenia guardadas y escondidas le decía todo y ella me miraba sorprendida, ella decía ya mi hermana es una bruja, en eso entre todos me agarraron y me amararon las manos juntas y los pies juntos en la cama de mi mama, ahí quede sin poder moverme, y a mi hermana Laila le decía ven a soltarme, ella me miraba y me tenia miedo, luego le dije llama a mi mama, le dije mama, dile a la señora bruja que se baya yo no la quiero aquí ella no es buena, y seguí insistiendo hasta que le dijeron que se fuera, ya era de noche y yo ahí amarada y pensaba Dios mío hasta mi familia me quiere matar.

Había una lámpara prendida alargada en el techo del cuarto se le llama unión, mis ojos se fijan en ella, y digo señor, padre protégeme, ayúdame, dame una señal señor que tu estas conmigo, y terminando de hablar sale una luz que se refleja en el techo al lado del unión, me alegre y dije ahora el hijo el hijo y sale otra luz mas pequeña y se posa al lado de la primera, y mi felicidad fue mas grande y le digo, ahora el espíritu santo y sale otra mas pequeña y se posa al lado de la segunda, ahí estaban las tres luces, primero creí que me lo estaba imaginando luego bajaba la cabeza y esperaba unos minutos luego miraba y ahí estaban, me acompañaron hasta el amanecer.

 

Ya al amanecer yo seguía con mi agonía y les decía que quería hablar con mi esposo, y después de unos días vino mi esposo porque mi familia le dijo que no estaba mejorando, y me lleva con el donde otro señor y ese le dice que me interne en una clínica de tratamiento mental, en Valencia estado Carabobo, me dejo 11 días en esa clínica, y se fue, en esa clínica me tenían con tranquilizantes,  inyecciones y pastillas para dormir, cuando volvía en si me sentaba en la cama, me recuerdo de un muchacho que entraba y se sentaba en la silla para que yo le hablara, el tenia problemas de una decepción amorosa y le dio como depresiones, yo siempre le ayudaba con lo que le decía y lo animaba, le decía ten fe en Dios que el es lo mas hermoso y sagrado, y todo eso pasara y volverás a estar como antes y veras que todo se olvida nada queda igual, y también estaba una muchacha, que también entraba a mi cuarto para ayudarla, ella tenia problemas síquicos y estaba muy apesadumbrada y ella se sentía bien cuando yo le hablaba en ese tiempo yo estaba en otro mundo, no me acordaba de mis hijos ni de mi esposo, un día yo caminando por el pasillo de la clínica llegue hasta una puerta que estaba cerrada y del otro lado era la oficina de los encargados de la clínica, en ese momento que me quede parada al lado de la puerta escucho la voz de mi esposo y empiezo a tocar la puerta fuerte llamándolo, me abren la puerta lo veo lo abrazo fuerte y le digo llévame de aquí, que aquí no me quiero quedar mas, el le pregunta a unos de los enfermeros, el enfermero le dice, me parece que seria bueno que la sacara de aquí porque no podemos hacer nada, el llamo a mis hijos y les dijo que el me iba a llevar a la playa unos días, mi gran pasión era el mar, estuvimos unos días, yo con la misma pesadez pero menos violenta, claro la gente que me veía, se daban cuenta que no estaba normal del todo y de momentos me volvía esa euforia, y era mas que todo de videncia y a cada uno lo leía como un libro abierto, regresamos a nuestra ciudad, Calabozo estado Guárico, cuando regrese me llevo directo a la casa de mi mas bella hermana del alma su nombre es Mary ella es casada con un árabe y es un alma llena de fe y amor humano que para mi fue muy difícil encontrar otra igual

 

 

Mary Linda del alma querida

En tu amistad yo encontré la lealtad

Y nunca me olvido Linda Mary

Como a mis hijos tú pudiste ayudar

Los llevabas los traías y siempre los querías ayudar

Estuviste pendiente de ellos como tus hijos amar

Con tu hermoso semblante pudiste colmar tu amor maternal

En ese tiempo que estuve en caminar sin parar

No sabes mi corazón como te ama en verdad

Aunque vuelva a nacer no me olvidare de tu amistad

Y ellos a ti te quisieron como una madre en verdad

 

Estuve un rato en su casa nos abrazamos con fuerza, nos besamos, nos miramos y ella me sintió un poco mejor pero yo todavía no estaba del todo bien luego mi esposo me llevo a la casa. Continuara.

 

Nota: yo cuando tenía 13 años estudie en un colegio de monjas en Mérida  Estado Mérida y sin ser Cristiana era la mas devotas del colegio, las monjas me dejaron rezar el ave maría en el rosario diario y los demás repetían detrás, un día una de las muchachas le dice a la monja, ella no es cristaina y porque le dan la prioridad, la monja le dijo a ella nunca la vimos hablando en la iglesia y siempre esta con oración y muy devota, también me acuerdo de algo que me dijo mi mama que cuando era pequeña de dos años me iba  al rincón de la sala me arrodillada mirando la pared y con las manos juntitas, decía Diosito cuídanos , cuida a mi mama y a mi papa y así seguía orando

 

Con mi fe latente en mí

Siempre esperando el nuevo día

Solo sentía el palpitar de mi corazón

Y como mi alma sufría, sufría y sufría

Lenta, lenta se aclaraba la verdad

Esa que estuve buscando desde tiempos atrás

Y ya estaba que me quería de este mundo desatar

Ni noticias, ni radio ni televisión podía mirar

Las modas ridículas que agobian ya quería dejar

Me canse de buscar los colores para poderlos combinar

Decidí vestirme de un solo color para sentir la libertad

Los pelos de mis cejas ya no los quise más sacar

Y cuando me miraba al espejo me parecía rara en verdad

Y una voz me decía no es esto lo que querías encontrar

Si es esto lo que quiero ser libre de ataduras sin más

Que me ataban y me esclavizaban y me agobiaban sin parar

En el maquillaje en la pintura en las modas en los accesorios y demás

Me fui desatando de todo y fue muy hermoso el final

Ya mi alma estaba lucida y libre de la atadura corporal

Porque le abrí las puertas de la luz a mi alma de para en par

 

Con mis afectos y amor a todos Linda

Todos los derechos reservados del autor

 

 

 

Comentarios9

  • FIDEL HERNANDEZ

    Vivencias muy fuettes las tuyas y lo más sorprendente es que tenías la lucidez suficiente para recordar hoy y contarlo hoy...
    Recibe un fuerte abrazo de
    Fidel

  • Mayra Garcia

    Mi querida Linda, increíbles, las experiencias que nos dejas, creo definitivamente, no todos pudieran soportar algo así, es impactante, impresionante....pero lo importante de todo esto, es que surgió en ti esa alma que eres hoy día, que nos ilumina el camino de amor a todos.

    Un beso enorme, mujer increíble.

  • KALITA_007

    Linda, muy buen poema lleno de relatos, vividos, que han heho en ti
    tener la fuerza y fortaleza.. de seguir adelante..
    Dios me la bendiga..
    kalita

  • ivan semilla

    LO MAS IMPORTANTE DE LO QUE PASO QUE HOY ESTAS EN MANOS DE DIOS
    Y EL TE GUIA
    Y ESTAS ENTRE NOSOTROS
    TE FELICITO
    ABRAZO DE PAZ

  • chitto_cat

    un lienzo en blanco tu pones el pincel , saludos edu

  • Estefania Marel

    Me encanta como nos estás presentando tu historia...
    Sigo aquí a la espectativa del próximo capítulo...
    Un beso amiga!!!

  • Alvaro Maestre

    Nos haces ver que la vida tiene sus pro y sus contra y dentro de ello, a pesar de las desavenencias, escoges el mejor camino y lo acompañas de las letras;
    Me asombra tu fuerza de voluntad Linda, es digna de dar ejemplo;
    Un abrazo,

    Alvaro

  • Amanda Ackermann

    Es hermoso tu poema, con el relato de las cosas que has pasado, gracias por compartir ese pedacito de tí...

  • la negra rodriguez

    cuanta siruacion Linda, pero ahi estas tú de pie, seguimos en la historia.
    besos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.