argantonio

La recompensa

Tu solo necesitas ofrecerte

que yo siempre estaré presto

a repartir los besos

que serán siempre nuevos

en cada centímetro de tu cuerpo.

 

Sin movernos de aquí,

viajaremos por los mismos

bosques, por los mismos senderos.

 

Vendrán a nuestra memoria

aquellos aires , aquellos

pájaros con sus alegres cantos

pintaremos un arco-iris

de esperanza en este

lienzo que es nuestro

silencio.

Comentarios1

  • argantonio

    La mejor medicina
    Ser joven es un privilegio



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.