Antonio Rodriguez Bazaga

AMARTE EN EL CAMPO.

 

Voy a enredarme a tu cuerpo,
como se enreda la madreselva,
sobre la piedra del camino,
de este campo nuestro.

Romperé tu ropa,
como rompe el viento,
las espigas amarillas,
de este trigal nuestro.

Te arrancaré los besos,
como arranca el agua,
los redondos guijarros,
de este riachuelo nuestro.

Penetraré en tu cuerpo,
como penetra el rocío,
entre las amapolas rojas,
de esta huerta nuestra.

Y seremos los amantes,
de un campo de madreselvas,
las flechas que tumben los trigos,
el agua que aparte los guijarros,
seremos…
… el rocío que perfume las amapolas.

Dejaré enredarme,
por tus alas de mariposa,
dejaré desnudarme,
por tus dedos buhoneros,
dejaré que me arranques,
mis besos más ardientes,
dejaré que me penetres,
con tu mirada más lasciva.

Y seremos amantes,
lejos de nuestras alcobas,
sobre la tierra madre,
de un campo de trigales.

De vuelta a casa,
justito donde nos separamos,
plantaremos un abrazo de rosas,
y los penúltimos besos,
que éste,
será nuestro altar,
donde volver pronto.


a.rodríguez.

Comentarios2

  • Yamel Murillo

    Precioso concierto de virtudes sensuales del amor. Sublime. ¡Felicidades!

    • Antonio Rodriguez Bazaga

      Encantado Yamel por verlo así. Siempre es un placer compartir mis humildes poemas,. con personas tan especiales.

      • Yamel Murillo

        El placer es mío. Gracias por la conexión. Un gran saludo, Antonio.

      • kavanarudén

        Delicado y hermoso.
        Entrega total.
        Acto puro y divino el amor entre dos seres que se aman.
        Amor puro destila tu versar.
        Un placer leerte amigo poeta.
        De mi parte un fuerte abrazo
        Kavi

        • Antonio Rodriguez Bazaga

          Un abrazo muy fuerte para ti y muchísimas gracias por pasar a leerlo.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.