Morante

MADRE

Pasó la vida
En un instante
En aquel trágico segundo
Envuelto en nada
En todo
Vi el tiempo venir
Casi sin darme cuenta
Como una mañana incierta
De balcones cerrados
Y puertas entreabiertas
Fue el verano más corto
El invierno más frio
El día más largo
Qué mis carnes han vivido
Cuando te fuiste
Sin decirme adiós
Sin llorar conmigo
Cuando se cortó para siempre
Mi aire de tu ombligo
Y aún así, madre
Aquí sigues conmigo
Como una primavera eterna
Qué da de beber al trigo...

José Antonio Morante



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.