ALVARO J. MARQUEZ

DECIDÍ SER POETA

 

“Nunca sabes lo que el destino prepara,/ la vida va pasando y es así…/ es como el viento que te da en la cara…/ y no se detiene allí”.

Pude ser bombero o tal vez policía,

un sacerdote o en turismo un guía,

quizá mecánico o algún buen pintor.

Un técnico electricista, un plomero;

un arquitecto, un experto ingeniero

y decidí ser un mensajero del amor.

 

Pude ser fotógrafo, quizá periodista;

cantante o actor, un famoso artista

o trazar con arte dibujos diversos…

Ser un hábil abogado o un justo juez,

piloto de aviones, un mago tal vez

y elegí hacer magia con mis versos.

 

Pude ser director de cine, escultor;

un buen comerciante… ¡un doctor!

Tomarme la vida en paz, con calma;

ser un cient´fico, matemático quizá;

vigilante, marinero, estar aquí o allá…

y decidí navegar en aguas de mi alma.

 

Pude ser joyero, como mi padre lo fue;

un chofer o alguna profesión que olvidé

o un astrónomo para estudiar estrellas;

pero un día entre letras empecé a vivir

y pudiendo entre otras opciones elegir,

decidí ser poeta… ¡para amarte en ellas!

 

Original de Álvaro Márquez
Caracas, Venezuela
Derechos reservados
Libro: http://goo.gl/YYLd72
Correo: poreros@gmail.com
Twitter: @poreros
Imagen: de Google

Comentarios1

  • Milan78

    El poeta es el único mortal, que puede matar al desamor,y regresar a la escena del crimen, con una sonrisa.
    Sin derechos resevados,puedes hacer con el lo q tu quieras.
    Felicidades



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.