Alluro

Descansa por favor

Niña, cierra los ojos,
y deja de escuchar los murmullos,
de la nostalgia que agoniza en tu ser.

 

Deja descansar esas pestañas,
que aletean en tus recuerdos,
con sus suaves ondas negruzca,
que se adormecen en tú mejilla.

 

Sueña y entra en ese mundo,
de fantasía indescriptible,
donde el amor es el oxígeno
de tu corazón.

 

Donde tu cuerpo flotará,
entre rosas carmesí,
cual piel ardiente por la luz,
de tus pasos venidero.

 

Cierra los ojos ya niña,
que el gallo cacarea,
cual anuncio de un nuevo alba,
esta por venir.

 

Pero no puedes,
ya no puedes cerrar tus ojos,
esos ojos pardos claros,
que era el reflejo de mi vida,
de mis sueños, de mi regreso,
de mi amor.

 

Ahora las palabras se me apartan,
y brotan las lágrimas,
por que ya no estas,
ya no estas con vida,
ya no estas más en mi.

 

Ahora soy yo, quien no puede cerrar
los ojos..

 


!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.