Vagabundo Universal

ELLA SI ES.

La princesa brilla a partir de su propia luz. Es una estrella Celeste generadora de luz.

Dadora de vida cuando acciona la pluma y ofrece su primera recolección de olivos.

Su piel es tan blanca y tersa que no te atreves a tocarla. Es acuarela expuesta sobre un pedestal.

Cuando levanta su mirada de paloma, nace una infante. Se presencia el alumbramiento de un alma sin malicia,limpia y clara con una pincelada de tristeza.

Sus recuerdos son óleum contenido en ánfora cristalina, custodiados por navi oleari , derramándose como al-zait.

Sus manos son mariposas. Su larga cabellera, cascada descendiente al rayo del sol.

Ella es de esas mujeres que se convierten en leyenda. De esas que cuando pasan no puedes dejar de admirarlas y es inevitable quererlas.

A su lado pasan ángeles y demonios. Todo lo bueno lo acepta, ignorando el inicuo intento agazapado al asecho.

Abraza sin contenerse. Es risueña como castañuela. Tierna, cariñosa, sencilla y piadosa.

Si la conoces nunca la confundirás con otra.

 

 

 

Autores,  Vagabundo Universal.

Febrero 24, 2018.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.