Michurin Vélez

PAISAJE DE ARENA Y LUNA

Hay una espina en la mitad de la bruma

que punza la arteria yugular del infinito,

el agua corre hacia todas las orillas

donde la espuma fulminante la estrangula

                                             

En medio de la inclinación del viento

- sobre el tibio espejo del azul marino -

el amor se refugia entre las nubes

como el sol en las espigas de verano

 

Los ríos - caudalosas arterias de plata líquida -

sumergen la mirada entre las piedras

escapando del nocturno rayo hiriente

y el ruido de los truenos en el viento sereno

 

Las gaviotas revelan todo de sí

su rostro, su pico, su risa diamantina

su ansia de amor del mundo que las ignora

como cometas, allá arriba, volando temblorosas

 

Silencio de metal llueve en el campo

cascabeleo de la ira reprimida

< clamores de protesta entre la fronda

con el dolor volcánico de la lava amarga >

 

El mundo es simplemente como gira

frente a la mirada inmutable de los hombres,

el aire tiene la estatura del alma que respira

y la luna el fulgor que a la noche desafía



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.