Radiante

Tu poder es grande.

Señor que grande es tu poder. Cuando te 

Conoci no lo podia creer. Me arruyastes con tus suaves brazos y consolastes mi herido corazón. Enjugaste cada lágrima en mis ojos con un hermoso manto que de un lienzo de luna salió. Yo recuerdo aquel dia como si fuera ayer y cuando veo cada amanecer me admiro de tan maravilloso poder. Permites que el sol brille con todo su esplendor y que la luna alumbre con un solo rayo de el. Cuan grande más serás tu señor que cuándo te conocí no lo podia creer.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.