claudiale1819

UN ARBOL MÁGICO

Mechita iba hacia el temporal (chacra), como todos los días. El sol ardiente del verano caía sobre los zapotes, los overales, los faiques y los montes de algarrobo. Sus trenzas largas, atadas con cintas que hacían juego con sus polleras. Tenia apenas 8 años, pero amaba el campo, iba gustosa a su faena, menos hoy, que se encontraba muy triste porque su abuelita Santitos estaba enferma. Ella era todo lo que Mechita tenia en este mundo.

Mechita bajo de Rebeceao (su burro), al que llamaba así porque siempre le hacia llegar tarde a comer, y su abuelita Santitos le decía: China, por poco y se acabó la comida ¡ni que hubieras  Rebeceao ¡.

Estaba cerca del temporal, y se dirigió hacia los montes de frondosos algarrobos que se mecían con el viento, dando sombra y refrescando el ambiente. La tranquilidad del lugar era interrumpida por el canto de las soñas, los chilalos, uno que otro perico, y las bandadas de choquecos. Meche se apresuraba en la tarea, pues quería regresar pronto a su ramada (choza), en eso no pudo mas, y rompió en llanto; lloraba, lloraba, lloraba; sus lágrimas rodaban por sus mejillas coloradas, en eso una melodiosa voz la consoló:

-Niñita, cholita linda, no llores, cálmate ¿Acaso el día no es hermoso, y el sol está radiante?.

Mechita buscaba de donde provenía la voz, pero nada.

-¡Quién me habla!, Dijo ¡Porqué no enfrenta cara!

-¡No te asustes niña mía!, Soy yo quien te habla, el algarrobo frente a ti, ¡ven, acércate!.

Meche fue hacia él, aún sin creerlo.

-¿Un árbol hablando, estaré loca?.

-¡No, mi niña linda!, Es cierto; soy el último guardián de este bosque de algarrobos. Y ¡si! Hablo, como mis antepasados lo hicieron con la gente, que como tú quiere y respeta la naturaleza. Por eso te hablo a ti, porque veo que amas el campo, y además eres muy alegre; pero dime ¿porqué hoy no?.

-¡Sabes, montecito mío¡ Mi abuelita esta enfermita y no se como curarla.

-Dime niña ¿Cómo te llamas?.

-Me llamo Meche.

-¡Ah, Mechita  linda!  ¡Ven acá!, Yo te daré un secreto ¡ven!, Coge una ramita de mí y llévala donde tu abuelita, frótala con ella y te aseguro que curará, porque tayta Dios, con inmensa bondad le dio a su madre santa del cielo, la virgen de las Mercedes, que por cierto es tu tocaya, el poder de curar, y la madre naturaleza que es reflejo de ella,  heredó también ese poder; por eso es que yo puedo ejercer la magia de curar por amor.

La niña hizo tal como se le dijo, tomó la rama con mucho cuidado para no maltratar al algarrobo, tomo su burro y se dirigió a su ramadita, he hizo con su abuelita lo indicado por el mágico árbol. Al día siguiente la abuelita Santitos amaneció completamente sana. Meche no cabía en sí de contenta y fue ha agradecerle al algarrobo por su ayuda.

 

El árbol le contó que mucho tiempo atrás, muchos bosques de algarrobo poblaban esa zona; pero la maldad de muchos hombres fueron acabando uno a uno con ellos, sin preocuparse por plantar más. Por eso en esa región, solo ese bosque quedaba; y él era el guardián de ese bosque.

-Y ¿Nunca hablas con nadie mas? Dijo la niña.

-¡Niñita mía!, Las plantas tenemos nuestro idioma pero ustedes, la gente, se ha olvidado de escucharlos.

-Y,¿hablarás siempre conmigo?.

- Si mantienes en tu corazón la bondad, la alegría y el respeto por todas las criaturas de la tierra, me escucharás niña.

Y  así, Meche y el algarrobo se hicieron muy amigos, por mucho, mucho tiempo. Ella le brindaba su compañía y su cuidado, y él le enseñaba las maravillas de nuestra madre naturaleza.

Pero un día, gente invadió el bosque y empezó a cortar, y a cortar árbol tras árbol. Meche no lo podía creer, sus amigos iban muriendo uno a uno. Corrió hacia su algarrobo y también a él lo derribaban.

-¡No, por favor! Mi montecito ¡no lo tumben!, ¿No escuchan su llanto?.

-¡Calla niña!, ¿Estás loca? Déjanos trabajar. Le dijeron los intrusos y la quitaron.

Meche se abrazó fuertemente a su algarrobo, tratando de evitar que lo derrumben, pero era en vano.

El árbol le dijo:

-Cholita de mi corazón, no llores, mi tiempo en esta tierra se acabó, no sufras por mi; piensa en tu gente, que aún no se da cuenta lo importante que somos para ellos, porque si terminamos nosotros, también ellos terminarán. Prométeme que en algún sitio plantarás otro árbol, y lo cuidarás. Te aseguro que también hablará, solo aprende ha escucharlo.

-Tenlo por hecho, te lo aseguro no lloraré, estudiaré y haré que la gente me respete, y así poder enseñarles ha respetar la naturaleza. ¡Tenlo por seguro!. Y Meche diciendo esto se soltó del árbol, viendo como terminaban  de derrumbarlo, y aunque prometió no llorar, sus lágrimas caían y caían sin cesar.

-¡Adiós montecito nunca te olvidaré!.

Pasaron muchos, muchos años; Mechita cumplió su promesa, estudió y estudió, hoy es una gran profesora y ha enseñado a muchos niños, sus alumnos, la alegría, la bondad y sobre todo el respeto por la vida de todas las criaturas de la naturaleza, y si hay que usar sus recursos,  hay que cuidarla también, para que no se rompa el equilibrio y la armonía fluya entre Dios, el hombre y todos los seres de la tierra, formando un milagroso círculo de amor. Ella y sus alumnos plantan muchos árboles en recuerdo de su amigo: EL MÁGICO ALGARROBO.

 

 

Comentarios6

  • Violeta

    waoooo escribes muy bonito e intenso te felicito...besitos

  • claudiale1819

    GRACIAS VIOLETA POR DERRAMAR TU FRAGANCIA EN MIS VERSOS...

  • Lissi

    Tienes una encantadora forma de describir cada pensamiento!! te felicito eres grandiosa.
    Abrazo grande.

  • claudiale1819

    Gracias Lissi, que bueno que te gustó, muchas gracias por tus palabras que me animan a continuar con mis versos.

  • KALITA_007

    • aquí... llegué a decirte que tu poema es hermoso, yo, me he complacido en leerle..
    os agradezco la oportunidad..
    que me das, por permitírmelo leer..
    besos..
    kalita.

    ¨¨¨¨..¨¨¨8"=,,88,¨¨¨_.
    ¨¨¨¨¨8""=""8'¨¨"88a88'
    ..¨.;88m¨a8¨¨¨,8""¨"8
    ¨"8"'¨¨"88"¨¨A"¨¨¨¨¨8;
    ¨¨¨"8,¨¨"8¨¨¨8¨KALITA¨"8,
    ¨¨¨¨"8¨¨¨8,¨¨8,¨¨¨¨¨¨¨"8
    ¨¨¨¨¨8,¨¨"8,¨"8,¨¨¨¨___8,
    ¨¨¨¨¨"8,¨¨"8,¨"8mm""""""8m.
    ¨¨¨¨¨¨"8,am888i"'¨¨¨,mm"
    ¨¨¨¨¨¨,8"¨¨_8"¨¨.m888"
    ¨¨¨¨¨,88P"""""I888888
    ¨¨¨¨¨"'¨¨¨¨¨¨¨¨¨"I888
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨"I8
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨I8_
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨,mmeem.m""i,¨I8""¨¨,KALITA,'.
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨m""¨¨¨¨.¨"8.8 I8¨¨,8"¨¨¨.¨¨"88
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨i8¨¨.¨'¨¨,mi""8I8¨,8¨.¨'¨¨,8"
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨88.'¨,mm""¨¨¨¨"8I88"m,,mm'"
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨"I8¨¨¨"
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨18
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨18
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨18
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨18
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨18
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨18




  • claudiale1819

    gracias a ti por leerlo y compartir conmigo mi mundo...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.