Fabián Díaz

Musas a la deriva.

Quisiera ser, inspiración divina para el alma.

Pero en mi, la tranquilidad se desarma.

Pero sigo insistiendo aun con dolor.

 

Mis manos, ya no escriben lo suficiente.

Para que mis ojos, vean las cosas diferentes.

Y si no hay inspiración, no hay amor. 

 

Mis pies recorren y siguen algun camino.

El sueno no tiene rumbo, ni destino.

En la esperanza me refugio, soy un morador.

 

Me alimento, de sinceras palabras.

Por que en la realidad que vivo, es amarga.

Por eso en mi fantasía soy un verso, lleno de vigor.

 

Perdidas están mis musas, perdida esta mi luna.

Solo en mi interior logre formar, hermosas dunas.

Y no sirve culpar a mis versos, por mi dolor.

 

Ya no abra oportunidad, ni alternativa.

Suspiro de ira en carne viva.

Quizás por mis musas que aun siguen, a la deriva.

 

 

 

Comentarios4

  • Alberto Acevedo

    Ya creo que tienes al menos una cautiva. Que te siga soplando al oído los versos que escribes. Saludos desde Venezuela

    • Fabián Díaz

      saludos desde uruguay.

    • Violeta

      Ohhh que hermoso tu primer poema en la pagina, sentido , clamoroso y sensiblemente bello....

    • Flor Erendira

      Bienvenido al portal!!!
      Persiguelas siempre que no quieras que ellas te persigan a ti :)
      Saludos y abrazos!

    • Anton C. Faya

      Un angusiado y delicado versar...
      Un gusto leerle.
      Gracias !!!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.