Alberto Acevedo

Te miento Caracas

Todos dicen quererte,
Pero ninguno te quiere.
Todos dicen amarte,
Y ninguno te ama.
Estar contigo
es estar en el cielo.
Entre tus senos
Descanso y sueño,
Vivo y siento.
Tú me das libertad.
Te recorro y te descubro;
Y la libertad la convierto
En libertinaje.
Me sumerjo en tus entrañas
Y me adueño de ti,
Abuso de tus placeres y
Me embriago en tu lujuria.
Y cuando me pides atención,
Cuando me pides amor,
Cuando me pides de cuerpo y alma,
Solo huyo y no volteo.
Escapo y no te oigo.
Soy un cobarde que huye de tu pasión.
Un perdedor que no sabe del amor.
Me escondo entre sombras
Y esquivo tus miradas.
Me sumerjo en alcantarillados
Para no oír tu Corazón.
Camino sobre desperdicios
Para no oler tu aroma.,
Tu perfume de mujer,
Tu fragancia exquisita,
Llena de feromonas
Que estallan en mi olfato,
Y me excitan,
Me dominan,
Me hipnotizan,
Me aceleran.
Cuando no te oigo,
Cuando no te veo,
Voy tras de ti,
Como un Marco Antonio
que ama a su Cleopatra.
Te regalo mi alegría
Y te pinto una sonrisa,
Te susurro unas palabras
Que te suenan a melodías.
Y nuevamente te poseo y te devoro.
Me posees y devoras.
Recorro tus valles,
Subo a tus colinas,
En tu bosque me pierdo,
En tu fuente me detengo.
Te hago mía
y te reclamo como mía.
¿Cómo ser dueño de ti, si soy tuyo?
Es una ambigüedad que me sacude,
Me reclama y me apremia.
Quiero tenerte toda,
Y no tengo nada.
¿Cómo tenerte si no te doy?
Es un absurdo,
Una burla, un engaño.
La provoco con descaro,
Y te miento con agrado.
Me creo que lo crees,
Me engaño que te engaño.
Mi negación a amarte,
Me destruye sin saberlo.
Te arranco la piel y sangro,
Te abro mil heridas
Y me desmayo.
Sólo logro marchitar tu sonrisa,
Envejeciendo en tu regazo.
Eres hermosa y encantadora,
Seductora y complaciente.
Yo un tonto que no te atiende
Que te abusa conscientemente.
¡Te amo con locura!
Con locura miento que te Amo.
Porque si te amara te atendiera,
Si te amara te cuidara.
Sólo abuso de ti,
Embriagándome en tus pasiones,
Sumergiéndome en tus lujurias.
Secando mi alma en tu alma,
En tu esencia de existencia.

Comentarios11

  • Menesteo

    Hermosas palabras a tu amada Venezuela. Cómo ayudarla sin que se ponga triste con todo lo que está aconteciendo.
    Amarla es, respetar a todos y cada uno de sus hijos y eso hoy no se produce.
    Amarla es, enfrentarse a quién le está poniendo un velo negro para que no vea la realidad.
    Amarla es, pregonar su nombre a los vientos y sentirse honrado de haber nacido de su interior y derramar por ella la sangre que te entregó.
    Amarla es, quererla como a la misma madre que a un@ l@ parió.
    Un afectuoso saludo desde mi bahía gaditana.

    • Alberto Acevedo

      Así es mi estimado Menesteo. Lástima, que mi bella Caracas, al igual que mi amada Venezuela, aún no cuenta con el amor de todos sus hijos. Creo, que pasa en todo el mundo, los hijos del hombre, están olvidando de donde nacen, de donde crecen. Un abrazo desde esta urbe, que ama, siente y padece a cada uno de sus hijos.

    • ADANS BECMAN

      Hoy bueno y largo, así vamos caminando, y no abuses demasíado, que a lo peor se cansa Un abrazo paratí y Caracas.

      • Alberto Acevedo

        es que a veces, o casi siempre, me dejo llevar por lo que me dictan las emociones y lo plasmo en la palabra escrita mi estimado. Un abrazo

      • Hermes Antonio Varillas Labrador

        Qué poética manera de humanizar a la otrora ciudad tan acogedora, amigo Acv2cordero, nuestra hermosa capital ya no es lo que antes era, y no es ella que se nos ha puesto añeja, somos sus ciudadanos, sus habitantes y visitantes quienes ya no la aman de igual manera... Gracias por tan merecida loa a esa que en una oportunidad era considerada la ciudad de la eterna primavera. Agradecido también por darme un motivo de inspiración para brindarle a Caracas un humilde poema... Tanto que he escrito y con mi ingratitud la tenía por fuera...

        • Alberto Acevedo

          Gracias a tí, amigo potosino, por tomarte un tiempo de leer el poema y dejar un comentario. San Cristóbal también me reclama un poema y yo se lo he negado. De ahí es mi padre. de Santa Ana. Un abrazo desde esta amada y maltratada Caracas.

        • Gloria Palacios

          Un bonito poema y triste a la vez, siento mucho que tu ciudad y país estén así.
          Espero pronto la llegada de nuevos y buenos tiempos para ustedes, y que todo lo malo que agobia a los hijos de Venezuela sea eliminado pronto.
          Saludos
          Un fuerte abrazo.

          • Alberto Acevedo

            Amén mi querida Gloria. Que los buenos deseos, de los amigos de Venezuela y de nosotros sus hijos, sean pronto concedidos. Un abrazo desde mi bella Caracas.

          • Bienvenidos

            Caracas, Caracas, !Que bonita esa ciudad! pero que bellas muchachas en barquisimeto hay.
            saluditos.

          • Arnett Hernández

            Nada nos falta y nada nos sobra en éste poema para describir cada callejón, cada tienda, cada semáforo y ese sentimiento que nos da mirar la ciudad mientras duerme, desde la ventana entreabierta de la tarde

          • alejandro guardiola

            Hermosas palabras a esa patria querida, a esa VENEZUELA que vive en tu corazón, saludos

          • Alberto Acevedo

            Gracias Alejandro, por tomarte tu tiempo de leer el poema y dejar tu comentario. Un abrazo

          • Mael Lorens

            Solo puedo decir ¡ ¡ ¡ JODER....QUE POEMA TE HAS CASCADO....!!!!!
            SUBLIME ....SIN MÁS

            👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻

          • Rafael Rec

            Hago votos para que tu Caracas y tu país entero encuentren pronto la paz y la armonía en todos los sentidos. En México no nos falta menos, pero ahí vamos, luchando todos los días. Un saludo Alberto.

            • Alberto Acevedo

              Muchas gracias Rafael. Es una pena, la imagen de mi país mostrada hacia el mundo, pero tristemente, son imágenes reales. Es el resultado de la avaricia, el hambre por el poder, germinado en la fertilidad de un pueblo engañado. Los sensibles oídos de un pueblo hambriento, que cree en cantos de sirenas y esperan a un Mesías, que levante su mano y los sane de la ceguera. Es una historia que hoy padece Venezuela, pero que ya Latinoamérica ha vivido en tiempos pasados. Esperemos que al finalizar esta pesadilla, dejen de brotar líderes populistas, demagogos y pendencieros que terminan arrastrando a los pueblos latinoamericanos a las nefastas dictaduras.

            • REYNA GALACTICA

              Gota a gota se llena el océano. Una conciencia que despierta contagiará a otras y así sucesivamente, es labor de hormiga, de mediano y largo plazo. No obstante hay que aportar mucho por- la construcción de una nueva Caracas, Y el país entero seguirá el ejemplo.Como venezolana que soy, tus versos me conmovieron y vibré con ellos, "Cómo tenerte si no te doy?" y este es clave, hemos de volcarnos en dale a Venezuela que nos necesita.

              • Alberto Acevedo

                Muchas gracias por leer mi poema y dejar tu comentario. Es un placer saber que lo que escribo, gusta y hace sentir grandes emociones a quien los lee. Respecto a tu comentario, apoyo lo que dices; tenemos que darle mucho al país, porque ciertamente está reclamando de mucha atención. Se nos cae a pedazos y son pocas las manos que intervienen en su sostén, cuando el país es nuestra responsabilidad y nos pertenece a más de 30 millones de ciudadanos. Es un momento triste y agobiante jamás vivido en nuestra bella nación, y donde todos debemos sacar pecho y garra para revertir este deterioro progresivo que está padeciendo. Espero que nuestras voces hagan ese trabajo de hormiga y que todos trabajemos de la mano para hacer de Venezuela, el país que todos queremos que sea. Un abrazo y éxitos para ti.



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.