Mariposa de Mayo

Tu

Tú, ser de mi inspiración

Tú, que de tan solo escucharte me excitas

Aun en estos momentos siento tu aroma.

Luego de tantas primaveras sin verte te distingo.

 

Cuando en las mañanas despierto

Sin abrir los ojos te percibo

Sin estar me ruborizas.

 

Y las sabanas al rozarme,

Como si fueran tus manos

Aquellas que casi sin palpar

Me mueven como una tormenta.

 

 

Te siento, te huelo, se me erizas el alma

Se mojan mis entrañas

Y mi corazón palpita sin parar

Esperando tu cuerpo encontrar.

 

Amor de mi inexperiencia

Que volcán provocas

Llevándome a la gloria a morar.

 

Mientras te sienta en mí, no te suelto 

Pues en mi corazón sigues siendo iluminación.

 

 

 

 

Mariposa de Mayo

24 de mayo del 2010

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.