dulcebrisa

GAVIOTA

El mar la observa,

encandilado se encuentra

por una hermosa gaviota

 

La siente en sus aguas,

en el picotear de cada atardecer

 

Al sentirla, recoge sus aguas de la orilla,

porque siente estremecer

 

Ella camina en la arena

y el tímido se acerca,

acariciando su pico,

que con cada picoteada.

siente que lo besa

 

El mar enamorado,

la ve volar y

el sentir el roce de sus alas en el agua,

se envuelve en su oleaje,

porque siente la caricia de su amada

 

Desde sus profundidades

la mira en el aire

toda ella blanca como una novia vestida,

alzando su vuelo, coqueteando con él

 

Desea abrazarla y la ola se eleva

para alcanzarla y muere en agonía

de no poder tocarla

 

El mar desliza sus aguas a la orilla

y sólo se conforma con su dulce picotear

 

Con sus olas la quiere envolver,

pero ella solo quiere mecerse en la ola,

cantar con el viento

y bailar con la luna y el sol

 

Pero su amor es tan profundo por ella

que el mar en un suspiro,

sólo rasga el velo de su amada

porque ella,

sólo quiere ser luz

en su vuelo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.