argantonio

Las dos caras de la moneda

La poesía es el arma contra la realidad,

no venimos al mundo cuando lo deseamos,

estamos en la tierra por casualidad,

ni pensamos en ello cuando holgamos.

 

Vemos una miss Universo rutilante,

con sus esbeltas piernas y firmes senos,

tentadoras curvas y cintura cimbreante,

pero sin ver la inmundicia que contenemos.

 

El cuerpo es bello y encubridor,

como la flor que luce su gracia,

o la droga y su falsa euforia.

 

El deseo se confunde con el amor,

la flor luce en la alegría y la desgracia,

y con la droga es efímera la gloria.

Comentarios1

  • argantonio

    Manuel Ignacio las estaciones del año son distintas como el carácter de cada persona un día triste y otro alegre. La naturaleza es nuestra mejor maestra..saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.