Tangerine

Aún pienso en decirtelo

Con su mirada, mi alma se ve expuesta.

Con su presencia, mis sentidos se desorientan.

Su aroma, mi perdición, y en lo más profundo de mi ser

un deseo ardiente vuelve a nacer.

 

Con sus manos, mi mente perdida está.

Con sus labios, la magia actúa tan fuerte una vez más.

Perdido en su mirada, preso puedo estar.

He caído en su inquietante sonrisa

Tan fuerte es, que no puedo vivir sin ella.

 

Ella es el viento que acaricia el campo,

Ella es primavera de lirios blancos y

La silueta del sol al finalizar el mar, en una tarde de verano.

Ella también es la armonía de la música,

La compañía de una canción con sus notas

Hablando de ella.

 

En su esencia, fuerte y sutil,

Apasionante y retraída.

Atrayente deseo de volverte ver, se abre la brecha

De lo efímero del tiempo

Porque eterno se vuelve en tus brazos

El instante eterno de tenerte a mi lado.

Comentarios2

  • migreriana

    Bello!!!

    • Tangerine

      Muchas gracias.

    • Carol Elizabeth García Carroz

      ¡Qué palabras tan sublimes y delicadas!
      Me gusta como te expresas con las palabras...
      No dejes de publicas y ¡Bienvenido a poemas del alma!

      • Tangerine

        Muchas gracias por tu opinión, seguiré escribiendo.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.