Paulina Vega

Una noche de campamento

Esa noche fría a y a oscuras te dirigí mis primeras palabras 

Aunque igual de frías fueron tus respuestas nunca perdí mi persistencia 

Tu sonrisa se reflejaba con la luz del fuego, Y al amanecer vi el de tus ojos con el sol

Estos efectos no tienen sentido! Ya que esto ocurrío en un simple campamento entre amigos

Me hubiese gustado que te fijaras en mi mirada ya que de ti no la quitaba

Espero que en el proxímo haya diferencia y puedas darte cuenta de esta niña que te admira con frecuencia  



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.