Arnaldo Trujillo

Silencios Perdidos

 Calla la tierra silencios perdidos,
el cielo atrona con gesto compungido
todas esas cosas las cuales hemos reído,
mas dolor ajeno en pecho afligido
hemos dejado huella y hemos huído.

No más hombre es quien más ha tenido,
pétalos de rosas flotando en su río.
Hombre es aquel quien ama, quien lucha,
quien no deja a su rosa terrenos baldíos.

Y ¿quién sabe lo que el cruel destino
prepara a nosotros en azar de vida?
¡Por eso vive cual apremiante arremetida!
¡Por eso ama cual romance clandestino!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.