LisNazareth

Periodo refractario

Ningún estímulo
luego de aquellos desastres naturales
ha generado en mi
respuesta considerable,
incluso la amenaza de repetición
de aquello que dislocó
todas las articulaciones de mi mente,
dejándome incapaz
de concretar una idea diferente
a la de ceder ante sus ofertas de marea alta.

Las veces que han vuelto a mí
aquellos que se han ido,
confirman la teoría establecida
de la forma del planeta.
Y vuelven
siempre vuelven,
pero tarde
siempre tarde,
cuando la refractariedad
es irreversible,
luego de sin querer: morir,
se muere la costumbre
y el fuego ya no quema.  



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.