Untergehen

Flor de la vida

Belleza implacable,

brillas tenue en mis sueños,

cual quimera inalcanzable,

podrías ser vos la que acepte de mis besos.

 

Dulce fuente que derrama ríos de alegría,

bañando pálidos mis lagos de melancolía,

en los que bogo,

cual pez en algún puerto,

afligido de tristezas y de recuerdos

que aún añoro.

 

Flor de la vida, 

alejose de la muerte que avecina,

en vuestra piel las nubes deslizan

y en sus ojos las aves sus alas agitan

¡Qué baile danzan sus hilos de cabello

que hacen velo

a jamás viose semejante perfecto!

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.