Aviador nocturno

Contra

Contra los grillos internos

Contra los violines en los ojos

Contra el reseteo del olvido

Contra el paraguas extraviado

Dentro de una consigna floja

 

Tengo un recuerdo de luz

Angustiado en el puño

Y la humareda que asciende a las seis

 

Apenas eran dos calles

Cuando empezó la lluvia

Al quince por ciento

 

Y temblando con ahínco

se anunciaba en un cartel

MERCADO DE PUERTAS

FAVOR TOCAR LA PULGA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.