Sanja Atanasovska

hay días

Hay días
cuando miramos vasos vacíos
y tierras y calles distantes
los ponemos en el bosquejo de nuestros pasos
hay días
cuando el niño más pequeño en el barrio
elegirá los deseos del viejo manzano
hay días
cuando la tumbona en el ático
con la tinta de la noche escribe pensamientos
y esperando a que la muerte toque la puerta
hay días
que debería ser eliminado
de los archivos en nuestra memoria.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.