Sanja Atanasovska

malvado

Una mañana
cuando el sol tiene un hijo
cuando nuestras obras tenían raíces profundas
los magos en la tienda
hablaron en voz alta
ellos comen gente mala
borraron los mensajes por la paz
de nuestras cabezas
y plantó disturbios en nuestros patios,
y en sus ojos había una travesura.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.