Pedro Bocanegra.

Dos seres Inconscientemente Conscientes

Es tu cuerpo que me enloquece

y tu corazón el que me apasiona

ese espacio que se pierde a centímetros

que se disuelve a milímetros

 

Eso que me hierve la sangre

eso que me evapora el alma

mis manos sobre tus piernas

recorren sin restricciones

la peculiar forma de tu aliento

 

Más que ninguna sola palabra

esta ahora la expresión conmutada

cediendo a un implacable misterio

un casi absoluto silencio 

 

 Tan solo breves gemidos

aquella que se empodera en la habitación,

Aquella que se agita por la acción

Y no inhibe definitivamente nada

 

Mis labios sobre tu sonrisa

se va encarnado en tu mirada

quiero solo abrazarte, solo sentirte

llenarme de seguridad entre tus brazos

y quedarme dormido haciéndolo

 

Esta rara mezcla heterogénea

donde el deseo se hace efervescente,

y nuestros cuerpos solo esperan ser libres

donde rotas las cadenas

se devoren entre si salvajemente

 

Dos seres inconscientemente conscientes

se transportan y se desvanecen

culminando en una única hegemonía

sobre todo lo existente.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.