Jana-Maia

Mariposa

Y la mariposa voló.

Habiendo sido toda su vida oruga,

Habiendo sida perseguida y repudiada,

Cazada y asesinada,

Habiendo tenido sus movimientos restringidos,

Habiéndose ocultado entre hojas y ramas,

Voló.

Habiendo sufrido dolorosos cambios,

Habiendo pensado en morir,

Creyendo que su hora llegaba a su fin,

Una mañana voló.

Voló maravillada,

Voló extasiada,

Y vio la vida con nuevos colores,

Y degustó la vida con nuevos sabores,

Y probó el dulce néctar de las flores,

Y fue libre,

Y fue bella,

Voló.

Voló incansable,

Voló por campos y ciudades,

Voló entre flores, arbustos y matorrales,

Y fue libre y bella.

Y sin haberlo pedido,

Y sin haberlo soñado,

Fue libre y bella,

Dejando atrás sus ataduras,

Siendo  por fin… solo ella.

 

Comentarios1

  • Toqui

    Que todas las orugas se conviertan en mariposas libres como la del poema



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.