Χείρων

CONOCIDOS

… y así fue que nos conocimos aquella tarde de otoño, en un pueblo lejano, detenido, abrumado por el recuerdo de historias felices…

… un adiós en su mirada, lluvia fría, salada, por mi rostro enmudecido…, al fin llegamos a conocernos, no estoy seguro si perdonamos, solo sé que nos fuimos…

Amamos profundamente a destiempo...

Jamás he vuelto desde aquella vez.

 

Kiron.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.