Wellington Rigortmortiz

* EL CUPIDO DE LA MUERTE (a los malos amantes)

 

MIS ALAS, SE AGITAN

EN TU CIELO INFLAMABLE

BLANDEANDO UNA ESPADA

CERCENANDO MANOS Y BRAZOS

DE MILES DE ALMAS EN PENA,

UN ODIO VISCERAL

A LOS MALOS AMANTES,

FILÁTICOS SANGUINARIOS,

UNA FLECHA DE SANGRE

DESTROZA SUS

CORAZONES NEGROS

DESANGRANDO SUS ALMAS,

ES SOLO UN SUEÑO

QUE SUS CABEZAS

RODEEN MI TRONO,

ESTÁN EN HASTÍO,

DESESPERADOS Y TEMEROSOS,

ES IMPOSIBLE ESCAPAR,

SOLO EXISTE LA ETERNIDAD

PERDIDA EN EL TIEMPO,

AL FINAL, NOS ENCONTRAMOS,

TÚ!, PRESIONANDO UNA ESPADA

EN MI CUELLO…

Y YO!, UNA FLECHA

APUNTÁNDOLA EN TU CORAZÓN

DE DIAMANTE, RETÁNDONOS

Y TRAICIONÁNDONOS A LA VEZ..



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.