Fantasma de Nadie

La Promesa

Más fría que el más frío de los hielos,
Te fuiste prometiendo regresar.
Se me hizo tarde esperando tu sombra...
No regresó jamás.

Te fuiste con el son de los violines
Dejando solo una estela fugaz
Que perseguí creyendo que era estrella,
Caprichos del azar...

La promesa quedó, como las anclas,
Tendida sobre arena de cristal.
Hoy es la promesa la que nos une,
La promesa del mar.

Guardaré tus pañuelos por si lloras,
Tu voz por si se te pierde al gritar.
Guardaré esta promesa entre mis manos
Como tu fiel guardián.

Pero las promesas, como los pájaros,
Se van cansando de tanto esperar.
El día menos pensado la pierdo,
Porque echará a volar.

Comentarios1

  • migreriana

    Tncuentr a tu ego, piérdete en la promesa, como los abocados que piensan sencillamente en la huida, pero repiensan y vuelven...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.