Fantasma de Nadie

La Casa en Ruinas

El espacio que ocupaban tus manos
Ahora lo llena un vacío feroz.
Un silencio insomne, fugaz, tirano
Ha ocupado la sombra de tu voz.

Y tu fantasma crece en los rincones
Llenándolo todo con su quietud
Y las ventanas parecen prisiones
Y la cama parece un ataúd.

En el lugar en el que iba tu risa
Aún queda el eco de un llanto frugal.
En vez de tu suspiro está la brisa,
En vez de tu espalda el frío cristal.

Pasan los días y el recuerdo me arde
Como una brasa incandescente y cruel.
Además la casa, al caer la tarde,
Parece que está hecha de papel.

Tus pies de niebla dejan en el suelo
Huellas heladas de tiza y carbón
Y un fantasma de seda ha alzado el vuelo
En las cortinas blancas del salón.

El alba anaranjada llega y bate
Los sillones del viejo comedor.
Mi corazón resuena cuando late
Con un eco desesperanzador.

Las sábanas donde juramos todo
Aún conservan dibujos de carmín.
La madera del suelo es casi lodo
Y una selva las plantas del jardín.

Tu fantasma carcome cuanto toca
Con sus uñas largas de carmesí.
Al fondo del pasillo está tu boca
Que se aleja cada vez más de mí.

Comentarios2

  • Jose Adolfo

    uffffff alegorías / infinitas agonías / leerte oyendo a CHOPIN - NOCTURNE NO.20 IN C-SHARP MINOR OP.POSTH
    es sentir vivencias a plenitud poeta / Gracias por compartir

  • Catelgood

    Quienes hemos tenido una casa que se ha quedado sola, nos pensamos muchas veces cómo llorarlo o por lo menos decirlo... hasta que encuentra tus letras y sabe que en alguna parte se ha dado la coincidencia feliz o no, de desear ser yo quien escribiera de manera magistral lo que leo en ti... Si casualidad o sortilegio es lo de menos... hallazgo... es lo de más... Gracias por el retrato y por el recuerdo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.