Alberto Escobar

Pero...

 

 

 

 

Quiero atrapar el agua
que corre entre mis dedos                     pero...
Quiero tenderme sobre la nube
que asoma a mi temprana ventana       pero...
Quiero galopar a horcajadas sobre
el viento que osa acariciarme                pero...

Soy un deseo hecho carne cierta,
carne que cae sin remedio.

El agua, la nube y el viento se avienen
a muros anhelantes de posesión, mas
nunca son poseídos, no son nada.
El agua, la nube y el viento son nada,
son todo, porque no son esclavos de
sus formas.

Yo sí.

Comentarios3

  • Ana Maria Germanas

    Tu reflexion, poetica, de una gran agudeza, me conmueve, la forma, en que lo has expresado, con tu proverbial inspiracion, es de una gran belleza, y de una verdad indiscutible-
    Muy muy bello Alberto querido.-

    • Alberto Escobar

      Tu entusiasmo me hace líquido. Un abrazo y gracias por lo que me devuelves.

    • Jorge Horacio Richino

      Un bello poema inundado de reflexiones filosóficas, que muestran la visión clara de su autor respecto al interaccionar del hombre con las maravillas de la naturaleza.
      Finalmente corona su poema con una reflexión muy aguda y muy cierta.
      Felicitaciones por tus versos, amigo, y un cordial y sincero abrazo!!!

      • Alberto Escobar

        Me alegra verte de nuevo entre mis poemas. Un abrazo Jorge

      • Texi

        Que bonito lo has dicho, quizas por ese deseo de no sufrir nos queremos semejar a ellos, porque ellos como lo has dicho, son todo y son nada.
        Me encanto, gracias por ello

        • Alberto Escobar

          Gracias a ti por tu visita. Me alegro de que te encante. Un saludo



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.