Carlos Hector Alvarez

A tus ojos

¿Son los ojos espejos del alma?

 Porque al mirar los tuyos

Veo en ellos la calma

¿Es la calma que precede

La tormenta impredecible

Que se desata por los celos?

Celos increíbles

Producto de la cizaña

De una mujer despechada

Que dice estar enamorada

Y llena de fantasías mentirosas

La ingenuidad de tu inocencia.

No puedo creer que seas tan confiada

Que no puedas distinguir

El engaño a la distancia.

Sabes que me busca interesada

Y tú eres la barrera infranqueable

Que se opone a sus deseos.

Déjame mirar tus ojos

Para decirte sin engaños

Lo mucho que te amo

Y que tuyo son todos mis desvelos

¡Basta ya de dudas y de celos!

No traiciones el mirar

De tus ojos color cielo

Que me dicen que sueñas

Con quererme y olvidar.

 

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.