Pablo R.

A TUS OJOS (MADRIGAL)

 

A tus ojos escribo
mi dulce niña de mirada tierna
profunda; como cristalina eterna
si me miras me cohibo.
Esos ojos brillantes
que escudriñan el alma
así al mirarme pierdo yo la calma
cuando se fijan en mí vigilantes.
Niña mujer prohibida
por besarte me muero
en tus ojos mirarme siempre quiero
y amarte cielo por toda la vida.

 

-. Par



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.