Angel Ortega V.

\" Sexo en ayuno\"

Conduzco mis manos

A tu cuerpo, y recorro cada parte

De tu blanca y dulcísima

Espalda.

 

Recuesto sobre tu vientre

Que hace tiempo

No toco, y

No beso.

 

Te tomo del cuello,

Nos miramos de frente

Y toco lentamente tus fríos

Y suaves labios de mañana.

 

Dejaste que contara

Cada uno de los lunares de

Tu cuerpo, a un lado del mío

Más unido que nunca.

 

Solo, solo dejemos que

La luz del sol que traspasa

Las cortinas de seda del cuarto

Nos caliente estos cuerpos helados.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.