Jose Luis Posa Lozano

BESOS AJADOS

 

 

Busco tu mano en medio de la noche

y solo encuentro las zarzas del desprecio

las ortigas ardientes de tus ojos

el desamor helado de tus besos

 

Me besas como se besa a un muerto

a un crucifijo, a un totem a un anillo

¡bésame al menos como se besa a un perro

como se besa a las flores o a los niños!

 

mientras mis labios se agostan sin tus labios

y mi boca agoniza sin tus besos

mis manos se agarrotan sin tus manos

y mis dedos se retuercen cual sarmientos.

 

me has declarado huérfano de abrazos

me has arrojado al frío del infierno

me has condenado a un negro purgatorio

me has enterrado en el limbo del recuerdo,

 

Pero sigo afrontando las mareas

las heladas galernas de tu lecho

los helados tifones de tu pena

los témpanos esquivos de tus pechos

esperando que alumbre el nuevo día

y su luz nos descubra un rumbo nuevo.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.