May Jailer

SUEÑOS Y MISTERIOS.

Me enamora...

El movimiento sensual y fresco 

en que se menean tus sueños.

Nunca vi algo igual.

 

Esos sueños suaves, largos y 

castaños, salvajes y dóciles.

Brillan como un sol a la espera

de ser admirados.

 

Portadores de dulzura y elegancia;

a semejanza de la belleza de tu alma,

de tus ojos que forman cascadas de miel

cada que algún curioso desconcertado los ve.

 

Tus cabellos que se mezclan con

los misterios de tus ojos,

tus cabellos castaños, tus

sueños adorados.

 

Tocando suave y sigiliosamente tu espalda; 

me atrapan,

me enamoran,

me matan.

 

Acaricias tus sueños como invitándome a probarlos,

los observo menearse y los tomo como míos.

Los admiro desde el ángulo más atrevido.

En mi mente está: -¡Pero qué sueños tan bonitos!-.

 

Me enamora la gloria con la que 

te proclamas dueña y musa de 

esta vida mía.

Tus cabellos, tus sueños.

Tus ojos, tus misterios.

¡Me enloquecen!

¡Me amanecen!

¡Y te divierte!

 

Regálame una sonrisa,

déjame ver esos ojos tan bellos,

déjame admirar su efecto dorado.

Anhelo ver danzar tus cabellos el tiempo

que me dure la vida que tengo.

 

Declaro inexplicable la sintonía y

complicidad tan cálida y sensual que provocan

tus largos cabellos y tus tiernos ojos

de miel intensos.

 

¡Me enloquecen!

¡Me enamoran!

¡Me hipnotizan!

 

Todo esto y más es lo que revoluciona en mi alma

y empiezo a sospechar que quizá

es solo porque eres tú.

Bella musa de alma salvaje.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.