Pavlov

PARA DOLORES O'RIORDAN



Te unes en coro a los ángeles del cielo,

tu voz celestial aquí en la tierra

cautivó nuestro corazón.

 

La dulzura y ternura de tus ojos

nos hicieron soñar, volar

y sentir aún más cada canción.

 

Los que te escuchamos

quedamos encantados con tu voz,

tú nos hiciste cantar,

nos hiciste sentir paz,

nos hiciste sentir la música

en el alma y en el corazón.

 

El Señor te llamó para escucharte de cerquita,

para sentir la alegría de tu voz,

para abrazarte y darte su amor.

 

Te fuiste, pero tu voz seguirá escuchándose,

ahora más fuerte,

desde allá nos seguirás cantando nuevas canciones,

nos seguirás transmitiendo nuevas emociones,

en cada rayo del sol al amanecer,

en cada soplo de aire que nos rodea,

en cada rosa al nacer.

 

 

Copyright © 2018 por Pavlov Agüero.

Dolores O'Riordan
6 de septiembre de 1971 - 15 de enero de 2018



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.