EL QUETZAL EN VUELO

DIA DE BORRASCA



Después de un día borrascoso,
Tormentoso, gris
Regresa otro, aparece la noche.

 

Anochece...... todo acontece,
Un nuevo amanecer luminoso.

 

Lleno de vida, de amor
Me habla de Dios, pienso,
Imagino, sereno, tranquilo.

 

Después de una noche azotada de emociones
En la cual, también yo, al igual que tus labios;
He sido arrollado, embestido
Por ese torbellino, de nostalgias y sabores.

 

Estoy casi muerto, exhausto de sufrir solo,
¿Qué importo yo?

 

Mi interrogante es, después de todo:
¿Valió la pena?
Solo eso me preocupa
Que seas feliz.

 

Aunque yo muera atrapado, o viva nostalgiado
Por esta marejada
Que me ahoga, me arrastra,
Me azota.

 

Tal vez después, Vuelva a nacer,
De los borradores, de mis poemas inéditos,
De la tinta seca de mi pluma.

 

Para seguir amándote,
Desando solo y nuevamente
Tu dicha y felicidad.

 

Mientras tanto, el tiempo y desencanto
Hacen presa de mí,
Me arrastran a un destino incierto
De llanto, luto y dolor.

 

LENNOX
EL QUETZAL EN VUELO



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.