G. Rasva

Seamos sincero.

Seamos sinceros para vernos las caras.

¿Puedes soportar darme tu mano?,

Cuando sea un negro, un mestizo, un blanco,

¿Podrás aguantar el olor del fracaso

Cuando esté toque la punta de tu nariz?

Estas preparado para tanta expectación,

Seamos realistas y mintámonos otra vez,

¿Dime cuantos golpes recibí en tu mente?

Y yo te diré cuanto te amado.

 

Seamos sinceros y bésame los labios,

Busquemos los abrazos que olvidamos,

¿Podrás decirme las veces que fuiste feliz?

Creo que la respuesta está en el aire.

Me siento como tu sonrisa

Cuando no tiene quien pueda verla brillar,

Como tus ojos cuando ya no pueden llorar,

Sin aire, ni ganas de avanzar

¿Quién no ha querido ser una piedra?

Un pájaro, un submarino, el amor de tu vida

¿Puedes soportar lo que sobra de ti?

El detalle que guardaste sin memoria,

El suspiro que te obliga a mentir,

Busco ser sincero contigo,

Pero no lo he sido conmigo.

 

Mi desgastado amor,

No digas que lo intente

Busque las palabras,

Pero ellas no me buscaron a mí.

Soporte las piedras, pero las

Palabras hieren aun peor,

¿Cuántas soportaste sin curarte las heridas?

¿Quizás fueron suficientes para remedir  tu pasado?

Respóndeme con tu mirada

Por cada lágrima, por cada lamento,

Yo te mostraré mis morados brazos

Y mis magullados pies.

 

Guardo silencio para no estorbar,

Me distancio para no incomodar,

Me marcho para no deprimir,

Me exilio para arrepentirme.

En mi soledad nace mi nuevo ser,

En ella dejo de fingir sin mascara

Que arrendar, ni personas que impresionar.

Soy un mendigo con delirios de grandeza,

El silencio que sostiene la cuerda,

El arte que no tiene imaginación,

Me voy para no estorbar

¿Sabes hasta donde llegaré?

Seamos sinceros,

Tú tampoco lo sabes.

 

G.Rasva



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.