José Luis Chavez

El mundo

El mundo

Diminuta esfera 
corteza crispada por estrellas fugaces.
una chispa encendió el lucero y el sol,
el mundo se adormeció 
entre rayos cósmicos y el silencio
girando incesante, en el vértice 
atemporal del abismo.
El primer solsticio brilló en su manto liquido 
la vida despertó con sus latidos de tierra, 
nació una flor, 
luego el jardín y su verde,
una mariposa voló libre bajo el destello del alba.
El sol cada mañana se asoma
observando sigiloso 
al mundo pequeño, misterioso
en un vértice del abismo,

José L Chavez



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.