jhon deilo

PREMATURAMENTE

Mujer que te entregaste

a los ardores primeros

creyendo una promesa

concebida en minutos,

guardando un juramento

susurrado en segundos,

gozando de un pacto

proferido un instante

de explosión prematura.

El tiempo hila su efecto,

efectuó un veredicto:

entregarás tus afanes

a una promesa de vida

que gravita en tu vientre,

concebida en minutos,

susurrada por días,

callada por semanas,

sostenida por meses

y cuidada por siempre.

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.