juan sarmiento buelvas

LAGRIMAS CON AROMA DE CAFÉ.

 

Y me reflejaré en el espejo de tus ojos,

Y me colmaré con el embeleso de tu mirada,

y  escribiré un poema con el café de tus lágrimas,

y me adormeceré  en el embrujo de ellos,

porque aunque los cubran tus pestañas

siempre estaré contemplándolos.

 

Y te amaré en silencio,

y me prolongaré en tu mirada,

y me quedaré en tu recuerdo

hasta perderme en tu guiño,

y  te seguiré mirando a los ojos

hasta sumergirme en el color de esa mirada

de anochecer silencioso.

 

Y si me preguntan porque me enamoré de tus ojos

mi respuesta será el silencio

porque no quiero que  nadie mas

se deje conquistar por la infusión

que de ellos emana.

 

Y cerraras las ventanas

para que no entren miradas acuciosas

pero te pediré que no cierres tus ojos

porque es el café de tu mirada

el estimulante que me mantiene despierto

para seguir amándote

más allá de las cuatro estaciones.

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Juan, me encanto tu poema, despidio un aroma a cafe, un aroma a amor, donde esos ojos que te enamoran, estuvieroon enmarcados fielmente,
    Feliz semana.-

    • juan sarmiento buelvas

      Gracias Ana Marìa, por haber degustado esa fragancia de café con aroma de mujer, Buenas tardes.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.