Alaska Young

Sobreviviendo

Estoy aprendiendo a sentir el dolor que me dejaste, estoy intentando sobrevivir a tu ausencia.
Es muy difícil pasar de todo a nada un día para luego regresar atrás.
Nada es fácil cuando toda tu vida te empeñas en reprimir los sentimientos y llega alguien a alborotarlos; qué sucede en tu mente? Qué ocurre con tu alma y donde queda tu autocontrol?
Mis sentimientos brotan con solo oír tu nombre, mi corazón se acelera al verte sonreír.
Todo perdió sentido el día en que te marchaste, intenté seguir adelante sin ti y lo logré, puedo hacerlo; sé que puedo vivir sin ti pero existe una amplia diferencia entre el querer y el poder.
Cada día me levanto queriendo tenerte a mi lado, cada noche duermo queriendo encontrarte en mis sueños, cada segundo busco tu sonrisa a mi alrededor pero no estás, te marchaste y a veces no hay vuelta atrás.
Sé que puedo despertar sin ti, sé que puedo sonreír sin ti, sé que puedo vivir sin ti pero en realidad quisiera que lo hicieras todo conmigo; porque la vida se vuelve más entretenida cuando tus demonios encuentran su par.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.