Ofelio

La madrugada no tiene piedad

¿Por qué en esta hora de insomnio dueles más?
¿por qué estoy despierto y en quebranto,
y la madrugada pesa tanto?
Porque tú eres mi mayor sueño y no estás


¿Por qué apareces radiante en mi delirio
borrando la tenebrosidad,
y quiero escapar de la ansiedad
por encontrarte y acabar mi martirio?


¿Por qué deseo correr a toda prisa,
a abrazarte fuerte y no soltarte,
a palparte, olerte, acalorarte,
a remorder tus labios con tu sonrisa?


¿por qué tus manos tersas se han olvidado
de mis palmas tristes y tan frías?
Si yo no busqué ni lo quería,
¿por qué te quiero así tan enajenado?

 

Porque sólo tu mirada me ha encendido
las noches y los nublados días,
porque estoy en tiempos de agonía
Y tu flamante mirada la he perdido.

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Un hermoso poema Ofelio, tu madrugada acudio con interrogantes,a tu espiritu enamorado,, me agrado, un cariƱoso saludo.-

    • Ofelio

      Interrogantes casi sin respuesta.
      Gracias. Un saludo afectuoso.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.