Juliana Agredo

LA MUERTE A VERSOS

Llegué a casa y se me congelaron los dedos, maldita manía que tienen de querer sellar todo con ambas manos y obligar a las mías a habitar con desnudez el frío, éste que se impone y entra bajo las puertas, se filtra por el tejado y se escurre por las paredes. 

Besar a papá es como besar a un perro muerto que aún mueve la cola y mirar a mamá es conservar llena la desesperanza. 

Llegar a casa, que no es ningún tipo de hogar, es la procedencia de la muerte, un camino elaborado con piedras y ceniza. La risa se me ausenta y aunque gris, sonríe, al perro muerto, a la desesperanza, a la semilla pequeña que lucha por convertirse en árbol. 

En casa hay una ventana en el suelo, las raíces secas de un viejo árbol, el secreto de que lo escondido se redime con un beso que acompaña al alma hacia su propio sepelio. 

En casa no se sacan los trapitos al sol, porque todos están manchados de sangre. 

Comentarios5

  • Carlos Hector Alvarez

    Tremendo, tenebroso Un buen relato,

    • Juliana Agredo

      Gracias por venir a leerlo y dejar aquí su apreciación. Un abrazo.

    • Ana Maria Germanas

      Hola Juliana, tienes una vision asombrosa, donde la densidad se manifiesta sin sutileza, nacida de tu objetividad para apreciar tu entorno.-
      Escribes muy bien, fue muy interesante leerte. te dejo un cariñoso saludo.-

      • Juliana Agredo

        Muchas gracias por comentar, aprecio el que se haya tomado el tiempo para hacerlo y aún más leerlo. Un abrazo con cariño.

      • kavanarudén

        Fuerte, profundo.
        Dolor en tu escribir y resentimiento hacia ese "perro muerto".
        Refuerza tus alas y no descartes el alzar el vuelo.
        Tu libertad no es utópica, es real y la puedes alcanzar
        Vuela, vuela alto. Fuiste creada para volar y no para arrastrarte....vuela
        Un placer leerte
        Kavi

      • Juliana Agredo

        Infinitas gracias por esas palabras. Es todo un alivio y un impulso. Un placer que vengas a leerme. Gracias.

      • racsonando

        El poema es una voz que se eleva; que nos pone sus gritos y camino herido de esperanzas. ¡Unos planos poéticos de buena mano!
        Es un placer leerte.
        Gran abrazo.

        • Juliana Agredo

          Un placer el que vengas aquí y dejar tu apreciación. Es todo un cántico que muestra mi sentir.
          un abrazo.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.