Carpintero de vientos

Otro Deseo

 

Cada Día vivo con tu mirada,

soy el latido perpetuo

de tus manos,

la brevedad voraz

de tus labios,

halito de cielo

que corre entre tu sangre,

y me quedo a ti

cada vez que tu humedad

me perpetra,

me arde,

me extraes de tu distancia

y soy una gota de tu ciclón,

una balanza

de infierno y paraíso,

soy otro deseo….

otro camino sin rastro,

otro nombre que vulnera

tu razón.

 

Te presto al silencio

y te conozco sin tu voz,

te ignoro entre la muerte

de cada día,

en la noche que desnuda

tu respiración agitada,

en tu pelo que libremente

gobierna mis voluntades,

sombra de luz que eternamente

se suicida,

soy otro deseo….

ese que cambia y estalla,

ese que incesantemente

muere y resucita.

 

Y tengo miedo de esta voraz zozobra

que todo corroe y envenena,

no hay trenes que anuncian despedidas,

ni universos sin descubrir,

y no puedo negarte tres veces antes del alba,

ambos nos derrumbamos vencidos,

caemos en laberintos sin salida,

somos hojas de nube,

reloj sin manecillas…..

somos el otro deseo…

ese que punza,

cala y respira,

…..pequeña gota de vida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.