Tiquicia Vargas

LA PRINCESA

Hace mucho tiempo

una princesa aguardaba

sentada en un trono 

de piedra y  guijarros

 

Su vasto reino

de bellas flores cubierto

a placer podía contemplar

y dulces frutas silvestres

en franco banquete disfrutar

 

Pero la princesa  ha crecido,

lejos se ha marchado,

con su príncipe apuesto

para otro reino gobernar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.