Miguel Ángel Peñafiel Miranda

MIS OJOS SE MORÍAN POR VERTE

 

Mis ojos se morían por verte
Y mi boca por tus labios,
La angustia por tenerte
Eran enorme entre mis brazos.

Era apenas un suave deseo
Que me tenía acorralado,
En este estrecho manoseo
Donde me siento amado.

Es este amor como un cuento,
Con una melodía de verano,
En esta pasión me contento.

Muriendo de amor en tu mano,
En este deleite afilamiento,
Como la melodía de un piano.

 

Comentarios1

  • Isis M

    Como el pancito recién horneado, oloroso y apetecible...
    Hermoso erótico, querido Migue.
    Feliz día para ti y que lo disfrutes, pequeño niño.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.